Tipos de impermeabilización de techos

Tipos de impermeabilización de techos

“Son como dos gotas de agua”. ¿Habéis escuchado alguna vez esa expresión? Seguro que sí. Hace referencia al parecido entre, normalmente, dos personas. Pueden ser dos desconocidos (se dice que cada uno de nosotros tenemos un doble en algún lugar del mundo), dos hermanos (gemelos o no) o incluso al parecido de un padre y un hijo. Se usa esa expresión porque a simple vista, dos gotas de agua son iguales.

Pero lo cierto es que no es del todo exacto. El libro “El mensaje del agua” de Masaru Emoto muestra que cuando dos gotas de agua se congelan, no se cristalizan de la misma manera. Así aunque parecidos, somos diferentes.

Las gotas de agua, que en la naturaleza son una maravilla, pueden ser bastante molestas si las tenemos en casa por culpa de goteras en el techo. Me recuerda mucho a una película de los años ochenta protagonizada por Tom Hanks titulada “Esta casa es una ruina”. ¿Qué solución le dieron a las goteras al principio? Colocar cubos debajo de las mismas para que no mojaran el suelo. Si alguna vez lo habéis hecho estaréis de acuerdo conmigo en lo molesto que es el ruidito de las gotas al caer. Esa no es la solución. Hay muchos tipos de impermeabilización para solucionar los problemas de goteras. Los tipos de impermeabilización de techos existentes pasan desde pinturas elastoméricas hasta telas asfálticas, todo dependerá del problema que tengamos. Las empresas de humedades cuentan con todos esos tipos de impermeabilización de techos y su experiencia les llevará a saber cual utilizar en nuestro caso concreto. Una vez elegido el producto más adecuado y el método a seguir se pondrán manos a la obra para solucionar el problema y procurar que no se repita.

Recordemos: si no queremos que nuestra casa y la que aparece en “Esta casa es una ruina” sean como dos gotas de agua, reparemos los problemas de goteras lo antes posible.