Goteras en fábricas

Principales causas de las goteras en fábricas

Las goteras son algo frecuente en las fábricas y naves dónde se desarrolla el trabajo diario de una empresa. Y aunque podemos pensar que se producen debido a grandes lluvias, no solo son estas uno de los principales causantes de tal imprevisto. Hecho que, incluso, pueden poner en jaque la seguridad y el ritmo normal de una marca. Te contamos cuáles son las principales causas de las goteras en fábricas.

Cuando hay goteras naves industriales, las consecuencias suelen ser catastróficas. Y suponen todo un quebradero de cabeza para las empresas que lo sufren. Estos infortunios, por norma general de grandes dimensiones, pueden ocasionar pérdidas económicas importantes sobre todo si dan de noche o en espacios no siempre controlable a ojos del personal de la fábrica, como zonas de almacenamiento, zona de máquinas, etc… las goteras aparecen muchas veces sin avisar. En paredes o techos donde antes parecía que todo iba bien.

Unas “visitas inesperadas” que pueden bloquear el trabajo de una empresa, estropear una máquina concreta y entorpecer con ella un trabajo en cadena. Interrumpir el sistema eléctrico o causar incidentes en el del gas. Las goteras además pueden llegar a hundir techos, sobre todo los llamados como “falsos techos” fabricados a base de pladur o placas de yeso o corcho. Y lo peor, pueden llegar a provocar daños personales si se derrumba una parte del techo o la pared y pilla de improvisto a los trabajadores en su puesto laboral.

Las principales causas de las goteras en fábricas son varias. La anteriormente mencionada lluvia es una de las más importantes pero no es la única. La lluvia puede causar problemas gravísimos pero si las instalaciones están perfectamente protegidas no tiene porqué ocurrir nada, aunque a veces la fuerza brutal del agua puede sorprender y aprovechar cualquier recoveco para hacer de las suyas a modo de destrozos y goteras. La antigüedad de las instalaciones es otra de las causas de las goteras en fábricas. El paso de los años es inevitable y ese mismo transcurrir de los años puede diezmar la calidad del techo y las paredes, además los materiales utilizados antes eran de más mala calidad.

Las naves industriales prefabricadas o levantadas con materiales de mala calidad, aunque sean nuevas, también pueden ser óbice de goteras y ser ellas mismas una de las causas de que estas aparezcan. También la desidia al dejar pasar el arreglar una gotera puede ser otro motivo por el que el problema vaya a más y aparezcan graves problemas. Un pequeño desperfecto o una humedad a priori sin importancia nunca deben dejarse por algo y contar con profesionales que lo reparen es importante cara a que ocurran algo más grave y las consecuencias sean aún peores.


¿Tiene problemas de goteras o humedades?

Somos expertos en impermeabilización y podemos ofrecerle una solución rápida

¡Déjenos su teléfono y le llamaremos nosotros sin compromiso!