Suelo agrietado

Suelo agrietado

¿Os gustan las películas de superhéroes? Debo reconocer que a mí sí, en concreto las que tienen que ver con el universo de la casa Marvel. La gran mayoría son bastante interesantes sobre todo cuando les incluyen ese punto de humor que manifiestan muchos de sus personajes. Uno de los casos en las que ese humor es bastante evidente (dejando de lado  a Iron-Man) es el caso de Ant-Man. Me reí bastante con el personaje interpretado por Paul Rudd.

Para el artículo que nos ocupa utilizaremos una escena de esa película. El protagonista principal, Scott Lang, entra a robar en una casa (los motivos no los explicamos por no hacer spoiler) y se encuentra con una caja fuerte que le obliga a recurrir a todo su ingenio para poder abrirla. Tras hacer unas pequeñas perforaciones alrededor de la cerradura, inyecta agua en el interior que luego congela con nitrógeno líquido. Cuando el agua se congela, se expande y deforma el acero haciendo salir disparados los pernos de la puerta y pudiendo acceder a su interior. Esta escena nos sirve para entender la fuerza que tiene el agua al congelarse. Ahora imaginaros esa misma escena pero con el agua que pueda filtrarse por grietas en el techo. El agua se expande al enfriarse y se contrae al calentarse como la mayoría de elementos. Si en nuestra terraza tenemos el suelo agrietado es muy fácil que el agua se filtre hacia el interior. Un suelo agrietado en las terrazas es una de las principales causas de humedades en los techos de muchos hogares. Si vivimos en una zona de muchos contrastes de temperatura o de mucha humedad ambiental  (por ejemplo cerca de la costa de Barcelona o en las zona norte de España, Bilbao, San Sebastián..) el suelo agrietado puede ser un gran problema ya que, de no repararlo, las grietas pueden hacerse cada vez más grandes y convertirse en goteras difíciles de manejar. Deberíamos buscar una empresa de impermeabilización en Barcelona, o el lugar en el que vivamos, que repare esas grietas en el suelo. Es mejor tratar con empresas dedicadas a este tipo de problemas que intentar arreglarlo por nosotros mismos. Y no nos olvidemos de actuar con presteza, no queremos que a nuestro techo le ocurra lo mismo que a la puerta de la caja fuerte que aparece en Ant-Man.